La promoción de la salud como derecho

La ley hace una fuerte apuesta por la promoción de estilos de vida saludable

Las actuaciones de promoción de salud se dirigirán a las todas las etapas de la vida de las personas (infancia, adolescencia, juventud, edad adulta y vejez) y destinadas a promover la salud física y mental mejorando la competencia de las personas y acondicionando sus  entornos, de forma que:

a)      El embarazo, el parto y el nacimiento sean saludables y gratificantes, respetando las preferencias de la madre cuando el nivel de riesgo lo permita.

b)      El desarrollo infantil sea seguro, saludable y con especial atención al desarrollo de las competencias personales en las etapas precoces de la vida.

c)      La alimentación sea equilibrada, y se fomente la lactancia materna.

d)     La actividad física sea saludable, factible y atractiva.

e)      La sexualidad de las personas, de cualquier orientación, sea una vivencia saludable, respetuosa y satisfactoria.

f)       El cuidado y la higiene personal, incluida la bucodental, sean hábitos adquiridos desde la infancia y mantenidos a lo largo de la vida.

g)      El consumo de tabaco y otras sustancias adictivas se evite, se retrase o se abandone.

h)      El consumo de alcohol y otras conductas con riesgo de adicción se hagan de forma que se minimice dicho riesgo.

i)        Las relaciones personales, parentales y de convivencia se basen en valores democráticos, igualitarios, solidarios y de respeto a las diferencias.

j)        Los lugares de trabajo y los espacios de ocio y convivencia sean saludables.

k)      El envejecimiento sea activo y se fomente la autonomía de las personas dependientes.

l)        Los estilos de vida de las personas con enfermedad crónica contribuyan a prolongar la duración de la vida libre de discapacidad y de dependencia.

m)    Ni los roles de género ni las diferencias de nivel cultural, de capacidad funcional, de etnia o de situación socioeconómica constituyan una fuente de desventaja o discriminación para poder elegir los estilos de vida más saludables.

n)      Se fomente  la recuperación de la trayectoria vital de las personas, de la propia estima y del valor social de la persona, en relación a las personas que vean truncadas su proyecto de vida, por sufrir un problema de salud mental o física.

Las acciones de promoción de salud tendrán como escenarios a los diferentes ámbitos en los que se desenvuelve la vida a las diferentes edades: la familia, el ámbito educativo, el lugar de trabajo, los espacios de ocio, el sistema sanitario y la comunidad.

Volver a Una nueva Salud Pública

Esta entrada fue publicada en La promoción de la salud como derecho, Una nueva Salud Pública y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a La promoción de la salud como derecho

  1. Mari Carmen Cruz dijo:

    La salud es importante, toda la información respecto a ello esta muy bien. Pero también es bastante más importante es la atención a la persona cuando verdaderamente estamos enfermos y queremos saber que es lo que nos sucede, cuando un médico de cabecera da un alta sin tener diagnostico, donde la mutua dice que es el médico de cabecera, la inspección dice que es la mutua. Mientras tanto están jugando con la SALUD de las personas, que no somos objetos, ni estadísticas. Tenemos unos derechos a saber que es lo que nos esta sucediendo y hacer atendidos y remitidos al especialista.

    • Mari Carmen, en relación con lo que planteas respecto a las bajas y las altas por Incapacidad Temporal por enfermedad común y accidente no laboral, tenemos que tener en cuenta que las Mutuas tienen competencias de alta médica, desde el punto de vista económico, según el artículo 80 del RD 1993/1995, según redacción dada por el RD 428/2004.
      Así mismo, al realizarse la cuestión en relación al proyecto de Salud Pública de Andalucía, hemos de tener en cuenta que la regulación de las incapacidades laborales por contingencias comunes o profesionales son estatales (Seguridad Social), por lo que no tiene cabida en una norma autonómica.
      De todas formas también hemos de considerar que las mutuas se deben guiar por criterios médicos. Y que los pacientes deben estar en conocimiento de los argumentos y razones que justifican las medidas que se tomen.
      A este respecto consideramos fundamental el derecho al conocimiento, contemplado en la ley de salud publica andaluza. Y además en nuestra Comunidad Autónoma se esta tramitando un proyecto de ley de transparencia que garantizara a los pacientes la propiedad de toda información sobre su enfermedad y el acceso a todos los datos contemplados en su historia clínica.

      • Mari Carmen dijo:

        En mi caso particular, creo que no ha sido asín, porque solo estuve dos meses de baja laboral, cuando la mutua propone a la Consejería de Salud Delegación Provincial Unidad Médica de Valoración de Incapacidades el alta médica, sin haberme visto y sin tener diagnostico. Pero ahora puedo demostrar tras las pruebas médicas realizada todo mi proceso de mi enfermedad, en el que decían que estaba acto para trabajar y que me acostumbrara a vivir con lo que tenía. Creo que se me han vulnerado como ciudadano mis derechos jugando con mi salud, y ahora puedo demostrar con las pruebas realizadas mi enfermedad, incluso el INSS me han valorado con una incapacidad permanente total.
        Un saludo

  2. Pingback: Andalucía, un territorio lleno de activos para la salud | Ley de Salud Pública de Andalucía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s